Category Archives: Poetry

Some gossip about Vallejo

He had an affair with the woman living across the street from his family in Stgo. de Chuco, who was the former “wife” of a priest. Poems like “Verano” are about her. He lost her to Carlos Santa María … all of this was in 1915 but I wonder whether it contributes to the events of 1923 (Stephen Hart thinks so).

Do you think, by the way, that the Catholic disapproval of sex is based on the activities priests actually get up to — women they have promised not to have, young boys, and so on?

He felt guilty about his parentage, as a descendant of priests.

The “golpes en la vida” are the rape or attempted rape of Ma. Agueda in Stgo. de Chuco, in 1917, by (I think) an associate of the Santa María family.

Hart is using Silva-Santisteban’s edition of Vallejo.

It is really wonderful to be able to read with attention, no to have to struggle to work.

Espejo Asturrizaga is veiling the truth throughout his biography, and this is why it is so tedious (to me) to read.

Axé.

Leave a comment

Filed under News, Poetry

Silvia Goldman

Some time ago I was a referee for this article and liked it. I see the journal agreed, because the piece is out … so I know who wrote it. Now we should all read more things by Silvia Goldman.

#OccupyHE

Axé.

Leave a comment

Filed under Poetry

Desgaste (fragmento)


Hubimos máquinas de coser, máquinas de guerra y rayadores manuales
para las verduras que eran blancas y espesas:
leche adicionada con hierro
fortalezas:
capitales de nuestra acumulación
derrames que lubricaban los utensilios.
Construimos cuartos blancos en los que pastaban cuadrillas de caballos
a galope,
racimos de mariposas en la piel y máquinas:

máquinas de escribir como máquinas de guerra
máquinas como diosas fosforescentes
máquinas de silenciar, máquinas para dormir
para calmar los ánimos,
para pasear con los niños en el parque y no olvidarlos:

máquinas con motor silencioso:
diosas fosforescentes que no hacen ruido, que dicen cosas:

dicen ‘toma tu sopita’,
‘quema las naves’
‘no enloquezcas’.

Cuartos blancos con caballos trotando alrededor de máquinas fosforescentes:
‘no enloquezcas’.

Maricela Guerrero

Axé.

Leave a comment

Filed under Poetry

Division Street

I was looking for an older, American poem about Division Street I read long ago and found this 2008 piece by Helen Mort.

You brought me here to break it off
one muggy Tuesday. A brewing storm,
the pigeons sleek with rain.
My black umbrella flexed its wings.
Damp-skinned, I made for the crush
of bars, where couples slip white pills
from tongue to tongue, light as drizzle,
your fingers through my hair,
the way you nearly sneaked
a little something in my blood.

At the clinic, they asked if I’d tattoos
and I thought again of here –
the jaundiced walls, the knit-knit whine
of needle dotting bone, and, for a moment,
almost wish you’d left your mark;
subtle as the star I cover with t-shirts,
the memory of rain, or your head-down walk
along Division Street, slower each week, pausing
by the pubs, their windows so dim you see
nothing but yourself reflected.

Axé.

2 Comments

Filed under Poetry

Trilce XXVIII

He almorzado solo ahora, y no he tenido
madre, ni súplica, ni sírvete, ni agua,
ni padre que, en el facundo ofertorio
de los choclos, pregunte para su tardanza
de imagen, por los broches mayores del sonido.

Cómo iba yo a almorzar. Cómo me iba a servir
de tales platos distantes esas cosas,
cuando habráse quebrado el propio hogar,
cuando no asoma ni madre a los labios.
Cómo iba yo a almorzar nonada.

A la mesa de un buen amigo he almorzado
con su padre recién llegado del mundo,
con sus canas tías que hablan
en tordillo retinte de porcelana,
bisbiseando por todos sus viudos alvéolos;
y con cubiertos francos de alegres tiroriros,
porque estánse en su casa. Así, ¡qué gracia!
Y me han dolido los cuchillos
de esta mesa en todo el paladar.

El yantar de estas mesas así, en que se prueba
amor ajeno en vez del propio amor,
torna tierra el brocado que no brinda la
MADRE,
hace golpe la dura deglución; el dulce,
hiel; aceite funéreo, el café.

Cuando ya se ha quebrado el propio hogar,
y el sírvete materno no sale de la
tumba,
la cocina a oscuras, la miseria de amor.

–C.V.

Axé.

Leave a comment

Filed under News, Poetry

Coldhearted

Axé.

Leave a comment

Filed under Poetry, Songs

Durme, durme, hermoza donzeya

Hoy ha muerto alguien y le he cerrado los ojos.

All things be in God.

Axé.

Leave a comment

Filed under Poetry, Songs

Sobre Los Angeles

I love L.A. Why is it the only place, or one of the few places whose flaws and foibles I also like?

Axé.

1 Comment

Filed under Poetry, Songs

Barcarola

SI solamente me tocaras el corazón,
si solamente pusieras tu boca en mi corazón,
tu fina boca, tus dientes,
si pusieras tu lengua como una flecha roja
allí donde mi corazón polvoriento golpea,
si soplaras en mi corazón, cerca del mar, llorando,
sonaría con un ruido oscuro, con sonido de ruedas de tren con sueño,
como aguas vacilantes,
como el otoño en hojas,
como sangre,
con un ruido de llamas húmedas quemando el cielo,
sonando como sueños o ramas o lluvias,
o bocinas de puerto triste,
si tú soplaras en mi corazón cerca del mar,
como un fantasma blanco,
al borde de la espuma,
en mitad del viento,
como un fantasma desencadenado, a la orilla del mar, llorando.

Como ausencia extendida, como campana súbita,
el mar reparte el sonido del corazón,
lloviendo, atardeciendo, en una costa sola:
la noche cae sin duda,
y su lúgubre azul de estandarte en naufragio
se puebla de planetas de plata enronquecida.

Y suena el corazón como un caracol agrio,
llama, oh mar, oh lamento, oh derretido espanto
esparcido en desgracias y olas desvencijadas:
de lo sonoro el mar acusa
sus sombras recostadas, sus amapolas verdes.

Si existieras de pronto, en una costa lúgubre,
rodeada por el día muerto,
frente a una nueva noche,
llena de olas,
y soplaras en mi corazón de miedo frío,
soplaras en la sangre sola de mi corazón,
soplaras en su movimiento de paloma con llamas,
sonarían sus negras sílabas de sangre,
crecerían sus incesantes aguas rojas,
y sonaría, sonaría a sombras,
sonaría como la muerte,
llamaría como un tubo lleno de viento o llanto,
o una botella echando espanto a borbotones.

Así es, y los relámpagos cubrirían tus trenzas
y la lluvia entraría por tus ojos abiertos
a preparar el llanto que sordamente encierras,
y las alas negras del mar girarían en torno
de ti, con grandes garras, y graznidos, y vuelos.

Quieres ser el fantasma que sople, solitario,
cerca del mar su estéril, triste instrumento?
Si solamente llamaras,
su prolongado son, su maléfico pito,
su orden de olas heridas,
alguien vendría acaso,
alguien vendría,
desde las cimas de las islas, desde el fondo rojo del mar,
alguien vendría, alguien vendría.

Alguien vendría, sopla con furia,
que suene como sirena de barco roto,
como lamento,
como un relincho en medio de la espuma y la sangre,
como un agua feroz mordiéndose y sonando.

En la estación marina
su caracol de sombra circula como un grito,
los pájaros del mar lo desestiman y huyen,
sus listas de sonido, sus lúgubres barrotes
se levantan a orillas del océano solo.

–P.N.

Axé.

Leave a comment

Filed under Poetry

Stéphane Mallarmé

L’AZUR

De l’éternel azur la sereine ironie
Accable, belle indolemment comme les fleurs
Le poète impuissant qui maudit son génie
A travers un désert stérile de Douleurs.

Fuyant, les yeux fermés, je le sens qui regarde
Avec l’intensité d’un remords atterrant,
Mon âme vide, Où fuir?
Et quelle nuit hagarde
Jeter, lambeaux, jeter sur ce mépris navrant?

Brouillards, montez! versez vos cendres monotones
Avec de longs haillons de brume dans les cieux
Que noiera le marais livide des automnes
Et bâtissez un grand plafond silencieux!

Et toi, sors des étangs léthéens et ramasse
En t’en venant la vase et les pâles roseaux
Cher Ennui, pour boucher d’une main jamais lasse
Les grands trous bleus que font méchamment les oiseaux.

Encor! que sans répit les tristes cheminées
Fument, et que de suie une errante prison
Eteigne dans l’horreur de ses noires traînées
Le soleil se mourant jaunâtre à l’horizon!

- Le Ciel est mort. – Vers toi, j’accours! donne, ô matière
L’oubli de l’Idéal cruel et du Péché
A ce martyr qui vient partager la litière
Où le bétail heureux des hommes est couché.

Car j’y veux, puisque enfin ma cervelle vidée
Comme le pot de fard gisant au pied d’un mur
N’a plus l’art d’attifer la sanglotante idée
Lugubrement bâiller vers un trépas obscur…

En vain! L’Azur triomphe, et je l’entends qui chante
Dans les cloches. Mon âme, il se fait voix pour plus
Nous faire peur avec sa victoire méchante,
Et du métal vivant sort en bleus angelus!

Il roule par la brume, ancien et traverse
Ta native agonie ainsi qu’un glaive sûr
Où fuir dans la révolte inutile et perverse?
Je suis hanté. L’Azur! L’Azur! L’Azur! I’Azur!

1864

Axé.

Leave a comment

Filed under Poetry